Bajo la buhardilla

Encanto es lo que más le sobra a este pisito, bajo el techo inclinado, con las vigas salientes, las luz natural que entre por sus ventanas y la presencia en todas las estancias de suelo de madera, acompañados de elementos que lo hacen diferente.

Todo el es un espacio abierto, la sensación de amplitud, es el punto fuerte, pero a la ves se crea un ambiente cálido y hogareño.

Solo cuenta con una habitación, y a decir verdad a que parejita no le gustaría un piso como este, todo en blanco, la calidez de los acabado de madera, la singularidad del techo y con una terraza pequeña pero perfecta para poder disfrutar de desayunos perfectos.

A que es ideal.

Bajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardillaBajo la buhardilla

Vía: Stadshem

Deja un comentario