La casa de las chimeneas

Una casa de los años 20 restaurada, donde todo tiene su sitio y cada cosa personalidad y carácter propio.

Lo que más llama la atención de esta casa son las dos chimeneas que se conservan en perfecto estado y en funcionamiento. Una de ellas en la sala de estar revestida de azulejos, siendo el foco principal de la habitación gracias también a la luz natural que llena la estancia.

SFD1BD31B1CB59247BAA2BC1646F228B847SFD88764A3E7C434722AE845D67D8EFBFE8SFD5F3285752F464F699146CCA51FA691A5SFD7274A22B6F904DFF873C6335392E5FCESFD4B2F21A2A9674602BEA06499D3E27836SFD83D9514457054A64952E1BEAF602080CSFD0E96EB4C8FAF47FB90BBE3A21B37290FSFD9ED4975702DD4187ABDA21E481894948

La segunda chimenea la encontramos en el dormitorio, que junto con la pared de ladrillo visto hacen de la habitación más cálida y acogedora, y como no la estancia que crea el foco principal de la casa por su singularidad.

SFDE54AA0F8D14C4CFFB822B1F9E1F075D3SFDB6DE9FE6E91946CFA9A399A6DD634D7ESFD24F5CE8357DF49E98C32D4776C4EF1D0SFD085AC8D38AA2484E8642C398DA64B650SFD93AA8A2FDE934A7DA58C76412FFB3EA7SFD28CD7163842C4448BA3B2EF0C2B3645D

Fuente: Stadshem

Deja un comentario